FANDOM


Clara
LaCQ-Clara-600x895
Nombre Clara
Sexo Femenino
Edad 13(segunda Temporada)14
Especie Humano
Ocupación Estudiante de La CQ y Jefa de Edición de la Revista La CQ
Familiares Desconocido
Introducido Bienvenida a la CQ
Actor o Actriz Ale Müller (Actual)

Adriana Ahumada (Anteriormente)

Historia

Midna es una Twili, una raza descendiente de los Intrusos que, hace mucho tiempo usaron su magia malvada muy poderosa para tratar de llegar al mítico poder dorado y así, ser la raza superior en Hyrule, pero fueron desterrados a una dimensión alterna por las Diosas Doradas. Ya sea de forma hereditaria o por medio de elecciones, Midna fue elegida como la próxima gobernante de los Twili, una posición codiciada por Zant, un sirviente de la Familia Real del crepúsculo (que si bien es mencionada nunca aparece durante el juego, pues probablemente que Zant los mató). Enojado porque su pueblo prefirió a Midna antes que a él, Zant llegó a un acuerdo con Ganondorf, a quien él creía un dios, y recibió una magia maligna ilimitada. Zant utilizó está magia para transformar a su propia gente en monstruos horribles llamados Bestias de las Sombras e invadir el Palacio del Crepúsculo. Zant acorraló a Midna en uno de los balcones y la maldijo, obligándola a tener un cuerpo diminuto y con poderes muy limitados a manera de humillación. Horrorizada por su apariencia, Midna dejó el trono a Zant y huyó del palacio, dejando a su pueblo ante un terrible destino.

Poco después, Midna se dio cuenta que podría recuperar y restaurar la Sombra Fundida, la forma adaptada por los poderes oscuros de sus antepasados, que sería capaz de destituir a Zant y recuperar el trono. Llevando consigo la pieza que ya tenía como un casco, se dirigió a Hyrule en busca de los otros tres fragmentos, donde se enteró de que la Princesa Zelda se rindió ante Zant para salvar a su pueblo del peligro. Su plan obtuvo fuerza cuando fue testigo de la transformación de Link en lobo después de haber sido tirado en el crepúsculo que ahora cubría las tierras de Hyrule. Recordando una leyenda entre su pueblo, que un héroe aparecería como la "bestia divina de ojos azules", Midna finalmente decidió utilizar a Link como una manera de recuperar el trono.

Midna se presenta formalmente ante Link después de que él queda encarcelado en el Castillo de Hyrule y lo ayuda a escapar a través de las vías subterráneas, durante dicho escape, ambos llegan a un acuerdo, decidiendo que ella lo ayudará a localizar a sus amigos secuestrados, a condición de que él la ayudaría a localizar y recuperar los tres fragmentos restantes de la Sombra Fundida que ella necesita. Aunque en un principio, con una actitud algo diabólica, juguetona y algo mandona hacia Link, su actitud sufre algunos cambios a lo largo del viaje, mientras ella se da cuenta de las cosas en que ha llevado a Link y le pide disculpas al terminar el Santuario del Lago.

Después de que Link y Midna reúnen las otras tres partes de la Sombra Fundida, Zant se enfrenta a ellos, teniendo las tres ya mencionadas piezas y exigiendo a Midna a hablar sobre cómo ella podría tratar de desafiar a su "rey". Zant se prepara para atacarla con el Cristal Oscuro, pero Link lo ataca para protegerla, por lo que se daña él mismo convirtiéndose en lobo permanentemente. Luego, Zant intenta convencer a Midna para unirse con él en su conquista hacia el Mundo de la Luz, sin embargo, rápidamente se niega, mostrando que, a pesar de sus palabras, ella también le importaba un poco el Mundo de la Luz. Al darse cuenta de que Midna no se unirá a él, y que ella será una amenaza para su gobierno, Zant decide deshacerse por completo de Midna, exponiéndola a la luz del espíritu Lanayru. Lanayru transporta a Link lobo y a una malherida Midna a la Pradera de Hyrule. Link Lobo lleva a Midna hasta la Princesa Zelda, con la esperanza de que puede eliminar la maldición que cayó en él y sanar a Midna. Ella le dice a Link que para destruir la maldición que cayó en él, debe buscar la Espada Maestra que se oculta en la Arboleda Sagrada. Tras una sucesión de eventos, Zelda le otorga su alma a Midna para salvarla de su casi segura muerte. Con Zelda desaparecida, Link y Midna se ponen en marcha para encontrar la Espada Maestra. A partir de aquí, cambia completamente la actitud de Midna hacia Link.

Midna le dice a Link que, con el fin de destruir a Zant, deben encontrar el Espejo del Crepúsculo para acceder al Reino Crepuscular. Cuando los dos se encuentran en el Circo del Espejo en el Desierto Gerudo, ven que el Espejo ha sido roto en cuatro pedazos, uno de los cuales se mantiene aún en el pedestal del Espejo. Los Antiguos Sabios de Hyrule aparecen y explican que se trataba de Zant quien rompió el espejo, también explican el actuar de Zant, revelando hasta cierto punto, que Ganondorf tiene algo que ver en el plan y que éste inevitablemente le dio su poder a Zant. Más tarde, Midna revela que Zant sólo podía separar el espejo, ya que él no era el verdadero gobernante de los Twili y por tanto, no podía destruirlo realmente. Después de pasar por las Ruinas del Pico Nevado, el Templo del Tiempo, y también Celestia, Link y Midna vuelven al Circo del Espejo para restaurar el Espejo del Crepúsculo. En este punto, los Sabios revelan que Midna es la verdadera Princesa del Crepúsculo. Acorralada por su pasado, Midna finalmente revela sus intenciones a Link; a ella no le importaba lo que pasara con el Mundo de la Luz, siempre pensaba en volver a su reino a la normalidad. Sin embargo, ella dice que después de ver los actos desinteresados y sacrificios tanto de Link como de la Princesa Zelda, que sintió esto en lo más profundo de su corazón, por lo que tuvo que salvar a Hyrule también. Por lo tanto, Link y Midna acuerdan en salvar a Hyrule y al Reino Crepuscular.

Cuando Link y Midna llegan a la sala del trono del Palacio del Crepúsculo, aparece Zant, lo que lleva a Link y Midna a una larga batalla visitando escenarios y tácticas vistas anteriormente de jefes y sub-jefes. Después de acabar con esta batalla, Midna recupera las Sombras Fundidas de Zant, pero no vuelve a su forma original, como ella había pensado. Entonces, Zant revela que deben matar a Ganondorf para que se levante la maldición y Zant sea verdaderamente destruido, que era el propósito de barrera erigida fuera del Castillo de Hyrule, que permitirá a un lugar seguro a Ganondorf para que Zant pudiera seguir con su vida. En un ataque de rabia, Midna usa la Sombra Fundida para ensartar a Zant con varias monstruosas tiras de cabello, matándolo. Después de regresar al Mundo de la Luz y al Castillo de Hyrule, ella recupera la magia de su herencia y se vuelve capaz de utilizar las Sombra Fundida para transformarse en un ser gigantesco y oscuro, parecido a una criatura arácnida, y finalmente rompe la barrera que rodea al Castillo de Hyrule. Link y Midna luego se enfrentan a Ganondorf y, después de que Link lucha tanto contra Zelda Poseída y Ganon en forma de bestia, el alma de Zelda vuelve a ella. La Princesa Zelda le dice a Midna que, en algún momento sus almas estuvieron unidas, ahora ella comprende plenamente el sufrimiento de Midna. Antes de que los tres vuelvan a unirse, sin embargo, Ganondorf aparece como una esfera llena de llamas oscuras parecida a su propia cabeza. Luego, Midna prepara la Sombra Fundida y, en contra de los deseos de Link y Zelda, los transporta a las afueras del Castillo de Hyrule. Después de una sonrisa por sus amigos, Midna usa la Sombra Fundida para tomar su forma bestial y ataca a Ganondorf.

Link y Zelda llegan a la Pradera de Hyrule, y desde allí presencian la destrucción total del castillo con una explosión masiva. Sin embargo, pronto se manifiesta Ganondorf como victorioso, y surge desde el Castillo de Hyrule llevando el casco que usaba Midna, aplastándolo como símbolo de su derrota. Después de que Link, con alguna ayuda de Zelda, derrota a Ganondorf de una vez por todas, los Espíritus de la Luz traen de vuelta a Midna a la vida y la maldición que cayó sobre ella, finalmente desaparece. En un momento cómico, cuando Link ve por primera vez la verdadera forma de Midna, ella se advierte de su silencio y le pregunta si había quedado congelado por la belleza de ella, pero Link sigue sin palabras y sólo sonríe. A continuación, Midna se despide del Mundo de la Luz, despidiéndose y agradeciendo a Zelda. En cuanto a Link, empieza una frase: "Link... Yo..." (silencio) Nos vemos...". Ella dice que mientras el Espejo del Crepúsculo se mantenga intacto, ella y Link pueden verse de nuevo algún día, para después lanzar una lágrima al espejo, destruyéndolo por completo. Midna regresa junto a su reino justo antes de que el espejo se destruya, acabando así con el único vínculo conocido entre los dos mundos.

Personalidad

Durante su niñez, tras ser separado de la influencia de su madre, Walter Kovacs fue descrito como brillante, y sobresalió en literatura y enseñanzas religiosas. Kovacs continuó su batalla de un solo hombre contra el crimen mucho después de que los vigilantes se convertiesen en detestados e ilegales, y con el tiempo acabó reemplazando su identidad de Kovacs con el personaje de Rorschach. Rorschach acaba considerando su máscara como su verdadera cara y su persona desenmascarada como un disfraz, negándose a responder con su nombre de nacimiento durante su juicio y las sesiones psiquiátricas. Moore describe a Rorschach como extremadamente derechista, y moralmente absolutista, un punto de vista que lo ha alienado del resto de la sociedad, incluso entre otros vigilantes. Rorschach presenta sus puntos de vista como correctos o incorrectos, como negros o blancos, sin espacio para la duda, con la excepción de su respeto por el Comediante. Exculpa el intento de violación hacia Espectro de Seda I como un «lapso moral». Sostiene un profundo desprecio por el comportamiento que considera inmoral y menosprecia abiertamente a los héroes que no comparten sus opiniones inquebrantables, ridiculizándolos como «blandos». Rorschach, posible asexual,​ muestra malestar con la sexualidad femenina como resultado de su infancia, aunque los crímenes que más le afectaron espiritualmente fueron contra mujeres: los asesinatos de Kitty Genovese y Blair Roche. Rorschach suele ser descrito como un enfermo mental por otros personajes del cómic.

Vestimenta

Ella se viste muy variadamente, a diferencia de algunos otros personajes, pero casi siempre lleva una blusa de distinto color, mallas que combine con la blusa, una chaqueta de mezclilla y una falda de mezclilla y siempre lleva una diadema.

Curiosidades

... favor de poner cosas REALES.

Habitos

FAVOR DE PONER COSAS REALES.

Frases

“Si eres bueno en algo, nunca lo hagas gratis”

"La gente cuando está a punto de morir, se muestra tal y como es”

“Para ellos sólo eres un bicho raro, como yo”

“La locura, como tú sabes, es como la gravedad, basta con un pequeño empujón”

“Sólo son tan buenos como el mundo les permite ser”

“Tienes un montón de principios y crees que te van a salvar”

"Sólo hace falta un mal día para sumir al hombre más cuerdo del mundo en la locura. Así de lejos está el mundo de donde estoy yo, a sólo un mal día”

“La única forma sensata de vivir en este mundo es sin principios”

“Verás, soy alguien de gustos sencillos, me gustan la dinamita, la pólvora y ¡la gasolina! ¿Y sabes qué tienen en común? Que son baratas”

“Yo creo que lo que no te mata, solo te vuelve más... extraño"

“Si he de tener un pasado, prefiero que sea de opción múltiple” “Instaura una pequeña anarquía, altera el orden establecido y comenzará a reinar el caos”

“¿Cómo le escondes algo al mejor detective del mundo? Se lo pones enfrente de su puntiaguda nariz”

“Mueres como héroe o vives lo suficiente para convertirte en villano”

“Sólo quiero darte las gracias porque tu odio fue lo que me dio fuerza”

“Si quieres hacer algo bien, tienes que hacerlo por tu cuenta, nunca mandes a otro”

“Detrás de cada gran locura, ahí hay una gran verdad”

1 – Fue en la noche cuando me puse esta máscara. Nunca quise mirar de nuevo mi rostro en el espejo. Me avergüenza ser parte de la raza humana. Así que ya no lo soy. Ya no.

2 – La noticia es cómo el mundo grita de dolor. Necesitan oírlo. Constantemente. Una y otra vez.

3 – A veces, para hacer las cosas bien tienes que hacer las cosas mal. Estoy dispuesto a hacer esas cosas. Siempre he estado dispuesto a hacerlas.

4 – La ciudad se pudre. La basura y la decrepitud se apilan, convirtiéndose en nuestros hogares. Se erigen monumentos a la corrupción de los que están en posiciones de poder.

5 – Esta ciudad me teme. He visto su verdadera cara.

6 – Las calles son cloacas llenas de sangre y cuando finalmente se encostren, todas las alimañas se ahogarán.

7 – La suciedad acumulada por el sexo y los asesinatos hará una espuma que les llegará hasta la cintura. Todas las putas y los políticos mirarán al cielo y gritarán: ¡sálvanos! Yo desviaré la mirada para susurrar: no.

8 – Vivo mi vida libre de compromiso y paso entre las sombras sin quejas ni pesar.

9 – Este mundo sin timón no está determinado por unas vagas fuerzas metafísicas.

10 – No es Dios quien mata a los niños. No es la suerte la que los descuartiza o el destino el que alimenta con sus restos a los perros. Somos nosotros. Solo nosotros.

11 – Típico. La sociedad se niega a tomar las medidas necesarias para salvarse de sí misma.

12 – Ninguno de ustedes parece entender. No estoy encerrado aquí con ustedes. ¡Están encerrados aquí conmigo!

13 – Dios no hace que el mundo sea como es. Nosotros lo hemos hecho así.

14 – Nunca te comprometas. Ni siquiera en la cara de Armagedón.

15 – Guarda tus propios secretos…

16 – De repente descubres la humanidad. Conveniente.

17 – Si te hubiera importado desde el principio, nada de esto habría pasado.

18 – ¡Devuélveme mi cara!

19 – ¡La justicia importa!

20 – Un cómico murió ayer por la noche, y a nadie le importa. A nadie le importa más que a mí.

21 – Una vez que un hombre ha visto el vientre negro de la sociedad, nunca puede darle la espalda. No debe pretender que no existe.

22 – Es gracioso, los antiguos faraones esperaban el fin del mundo. Esperando que los cadáveres se levantaran y recuperaran sus corazones de los frascos de oro. Actualmente deben seguir conteniendo la respiración en la espera.

23 – ¿Eso es lo que dicen de mí ahora? ¿Que estoy paranoico?

24 – Buena broma. Todo el mundo se ríe. Redoble de tambor. Se cierran las cortinas.

25 – La existencia es azarosa. No tiene ningún patrón seguro que podamos imaginar después de haberlo observado fijamente por demasiado tiempo.

26 – Sin mi cara, nadie lo sabe. Nadie sabe quién soy.

27 – No está en el ático. No está en la oficina. ¿Qué tendencia nocturna atrae al hombre hacia la noche a esta hora?

28 – Me sigues llamando Walter, no me agradas.

29 – Un ataque contra uno de nosotros es un ataque contra todos nosotros.

30 – Su turno doctor, dígame: ¿qué es lo que ve?

31 – Ahora todo el mundo está al borde, mirando hacia abajo directo al infierno, todos esos liberales e intelectuales y demagogos… y, de repente, nadie puede pensar en nada que decir.

32 – ¿Qué si es por eso que alguien nos quiere fuera del camino? ¿Para que no podamos hacer nada para detenerlo?

33 – Voy a ir a decirle al hombre indestructible que alguien planea asesinarlo.

34 – Se situó en la luz del fuego, sofocante. Tenía una mancha de sangre en el pecho, como un mapa del nuevo violento continente. Me sentí limpio. Sentí el oscuro planeta bajo mis pies y supe lo que los gatos saben que los hace gritar como bebés en la noche.

35 – Miré al cielo a través del humo pesado con grasa humana y Dios no estaba allí.

36 – El oscuro y sofocante frío continúa por siempre y estamos solos.

37- El vacío respiró con fuerza en mi corazón, convirtió mis ilusiones en hielo, quebrantándolas. Renací entonces, libre para garabatear un diseño propio en este mundo moralmente en blanco. Era Rorschach.

38 – El viernes por la noche, un comediante murió en Nueva York. Alguien sabe por qué. Allí abajo, alguien sabe.

39 – Pronto habrá guerra. Millones se quemarán. Millones perecerán en la enfermedad y la miseria.

40 – ¿Por qué una muerte importa más que muchas muertes? Porque existe el bien y existe el mal, y el mal debe ser castigado.

41 – Esta ciudad se está muriendo de rabia. ¿Es lo mejor que puedo hacer para limpiar manchas aleatorias de la espuma de sus labios?

42 – ¿Por qué son tan pocos los que quedamos activos, saludables y sin trastornos de la personalidad?

43 – Nada es irresoluble. Nada es desesperanzado. No mientras haya vida.

44 – Una vida de conflicto con ningún tiempo para los amigos… de modo que cuando todo termina, solamente nuestros enemigos dejan rosas.

45 – Nosotros nunca morimos en la cama. No está permitido. ¿Será algo en nuestra personalidad, tal vez? ¿Algún instinto animal que nos hace pelear y luchar, que nos hace ser lo que somos? No importa.

46 – Debajo de mí, esta terrible ciudad, grita como un matadero lleno de niños retrasados.

47 – El amor americano, como la Coca-Cola en botellas de vidrio verde, ya no lo producen más.

48 – Estaba muy perturbado como para caer en cuenta de que había quedado dormido sin quitar la piel de la cabeza.

49 – Esta ciudad es un animal, feroz y complicado. Para entenderla leo sus excrementos, sus olores, el movimiento de sus parásitos… Me siento a mirar sus basureros y Nueva York me abre su corazón.

50 – ¿Acaso todo se han vuelto locos menos yo?

51 – Mis cosas estaban donde las había dejado. Esperándome. Al ponérmelos, abandono mi disfraz y me convirtió en mí mismo, libre de miedo o debilidad o lujuria. Mi abrigo, mis zapatos, mis guantes impecables. Mi cara.

52 – A veces, la noche es generosa conmigo.

Galería

Chismografo

La CQ - Chismografo Clara

La CQ - Chismografo Clara